El arte del dolor

Ciego, lleno de dudas y dolor, aspecto sombrío, caído. Pasa desapercibido entre tanta oscuridad, agita sus manos en busca de ayuda, pero todo ocurre en su interior.

El arte de llorar sin hacer ruido, es experto. Ligera sonrisa al estimular sus emociones. Peligro, vacío y sin sabores, el ciclo de la vida y su desierto.

Cae la tarde junto su espíritu, las hienas se preparan, hoy hay banquete. Sigue girando, sin compás, y sin ritmo, pero sigue girando.

Abraza al silencio de su cuarto como clavo ardiendo, el comandante de su mundo sube el sonido, y sangre se desliza por sus oídos que agarraban el cuchillo hacia su voz.

Amenazante muerte bajo sus pies, rostro a tierra en medio de la confusión.

Esboza una sonrisa, al fin; encontró la pieza que encajaba en su espíritu.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s