Maranatha

Puedo invitarte a compartir conmigo la soledad, la dulce soledad de los dedos sobre el piano, con potencia y sutileza. Ser la estrella fugaz en las noches oscuras sin ilusiones.

Luchar unos segundos para vivir unos minutos y disfrutar unas horas, que sean interminables con el mundo bajo nuestros pies.

Sobre el ápice brotan las emociones y bajo el almud la luz que se refleja en el interior.

Se alzan los cuervos que cargan la bolsa con más piedras, más que las del alma, el pesar que ahoga y obstruye la calma; no gimas más en las sábanas de tu cama, afloja tu mandíbula, inspira y espira, estoy contigo.

Para lo que quieras, extenderé mi brazo de cristal, hay grietas que no quiero eludir. Nuestro amigo viene pronto.

‘Maranatha’, esa es nuestra esperanza.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s