Reencuentro

Entre lágrimas un miserable sí fue como la partícula que desengrasó las almas silenciadas, y fue en ese instante, en el que fueron liberadas; cara a cara. 

La sensación de un suspiro incierto ante la apertura de lo que, desde un terreno abierto, parecía el final del cuento sin letras, ya que no hacían falta; los blancos rellenaban el alma.

Hoy, el viento penetra las venas, llenas de penas inertes, al negro claro de sus ojos ardientes, llenos de paciencia.

Llenos letras.

Anuncios

3 comentarios en “Reencuentro

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s