Caos. MCCCXXVI

Cuando tú has vuelto, yo ni siquiera he ido. Dale tiempo al tiempo. Que las aves ya no vuelan en círculo y eso te queda por descubrir.

Ahora, mi cuerpo hecho pedacitos. Pronto, sólo un haz seguirá mi velocidad. Ya no queda tiempo, sólo la oportunidad de no echar a volar.

Osarás preguntarte cosas que tú responderás. Desdoblando la página que mis versos, lágrimas y palabras marcaban, ahora queda un capítulo menos.

Sólo quiero calorcito, como el que ahora siento en un banco del parque. Pega fuerte como aquellas noches sin suerte; sale Sol y las nubes hacen llover colores que eran invisibles. Recuerdo las flores en el valle muerto y las añoro, de nuevo, y por ultima vez, volveré a pronunciarme: año mil trescientos veintiséis.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s