Nulas voces

Diferente, que retrocede; la sangre desde el cuello al terso pecho, a la roca húmeda del olvido que también corre sin sentido. Y esa lava en alto con arrugas penetra más que el fuego, hasta llegar al iris, sin ningún escrúpulo.
La hora en la selva, y ese animal pacífico en medio del mar, sin olas, aunque intranquilo. Siguiendo sus notas, ya no poéticas, ahora sin estrofas, que agrietan postillas. Avanzan ladrillos en estampida, haciendo rebotar cada lágrima y cascada del alma; son vanas.
No le importa el auxilio, se halla en medio del desierto, pero al izar bandera la mar se vuelve tranquila, como cada estrella al momento del reloj de su tiempo.
topless man throw a brown powder in front of window in room
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s